Instituto Andaluz del Flamenco, Sevilla, España

El flamenco es nuestra identidad cultural más auténtica; es el arte en nuestra tierra, un símbolo que nos identifica como andaluces dentro y fuera de nuestras fronteras. El Instituto Andaluz del Flamenco es una institución andaluza creada de Jerez de la Frontera, dedicada a la recuperación, conservación, investigación y difusión del flamenco.

El flamenco es un estilo danza propio de Andalucía. Sus principales facetas son el cante, el toque y el baile, contando también con sus propias tradiciones y normas. Tal y como lo conocemos hoy en día data del siglo XVIII, y existe controversia sobre su origen, ya que aunque existen distintas opiniones y vertientes, ninguna de ellas ha podido ser comprobada de forma histórica. Aunque el diccionario de la RAE lo asocia especialmente a la etnia gitana,1​ es más que perceptible la fusión de las distintas culturas que coincidieron en la Andalucía de la época. De todas las hipótesis sobre su origen, la tesis más extendida es la que expone el origen morisco, solo que el mestizaje cultural que por entonces se dio en Andalucía: oriundos, musulmanes, gitanos, castellanos y judíos; propició su creación. De hecho, ya existía en la región de Andalucía su germen mucho antes de que los gitanos llegaran, teniendo también en cuenta que había gitanos en otras regiones de España y de Europa, pero el flamenco fue únicamente cultivado por los que se encontraban en Andalucía.

Su popularidad en hispanoamérica ha sido tal que en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Panamá y Puerto Rico han surgido diversas agrupaciones y academias.​ Su gran difusión y estudio en Chile ha permitido incluso la aparición de conocidas figuras nacionales como los guitarristas Carlos Ledermann​ y Carlos Pacheco Torres, el cual imparte una cátedra de guitarra flamenca en el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco de Córdoba.​ En Japón es tan popular que se dice que en ese país hay más academias de flamenco que en España.

Cuenta con abundante material relacionado con el mismo: una fonoteca con casi 15.000 grabaciones discográficas, vídeos, hemeroteca, archivo gráfico y una biblioteca con más de 5.500 volúmenes y 1.200 archivos de música impresa. Recientemente ha sido ampliada con una generosa donación de la Cátedra de Flamencología​ que incluye, entre otros, muchos discos de pizarra únicos.​ En 2017 recibió la donación del fondo documental del crítico flamenco Ángel Álvarez Caballero.

Desde noviembre de 2016 el archivo documental del crítico Ángel Álvarez Caballero, en el que se contabilizan más de 23.000 piezas.

En 2017 ha recibido también el legado de Juan de la Plata, la cantaora gaditana Mariana Cornejo y la bailaora Angelita Gómez.

En la actualidad, el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco orienta sus esfuerzos hacia la conservación futura, en formato digital de sus fondos sonoros y gráficos, y en la difusión de los mismos utilizando las nuevas posibilidades de difusión en red , y mediante exposiciones periódicas sobre artistas flamencos

Igualmente, se hace una labor de difusión del flamenco en la educación en actos como las jornadas provinciales de ‘Flamenco y Educación’.

Desde su creación en 1987 hasta la actualidad, el Centro Andaluz de Flamenco ha tenido seis directores.Sobre el último, en 2015 se conoció que Luis Guerrero, miembro del PSOE había cobrado por dirigir el Centro durante tres años sin ni siquiera haberlo pisado.

En noviembre de 2010 la Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad3​ a iniciativa de las Comunidades autónomas de Andalucía, Extremadura y Murcia. Además es Patrimonio Cultural Inmaterial Etnológico Andaluz y está inscrito en el Inventario General de Bienes Muebles de la Región de Murcia establecido por la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.

Tags: